“Diálogos: ¿Cómo se ve España? Una mirada desde España y Canadá”

El pasado jueves 3 de diciembre la Fundación Manuel Giménez Abad de Estudios Parlamentarios y del Estado Autonómico organizó una sesión titulada “Diálogos: ¿Cómo se ve España? Una mirada desde España y Canadá”, en la que Simon Cridland, consejero de la Embajada de Canadá en España, y Heinrich Kreft, ministro de la Embajada de la República Federal de Alemania, establecieron un debate moderado por Ignacio Molina, investigador del Real Instituto Elcano. El seminario se celebró en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza.

La sesión giraba en torno a las similitudes y diferencias que podríamos establecer entre España, Alemania y Canadá, la percepción que se tiene de nosotros en aquellos dos países y en qué medida diferentes dimensiones de cada uno pueden ser tomadas como ejemplo para el caso español. El coloquio tomó interesantes derivas, tratando temas que pasaron desde la emigración, el futuro del Estado del Bienestar, las tensiones separatistas en España y Canadá, los recientes cambios políticos en este último país o posibles soluciones a la crisis económica actual.

Respecto a la imagen de España en Canadá, Simon Cridland destacó el hecho de que no hubo una gran oleada de emigrantes españoles hacia este país, como ocurrió con la gran mayoría de estados de Europa Occidental, por ello, España es más desconocida, aunque la tendencia está cambiando. Se parte de moverse en un ámbito de valores comunes: seguridad, libre comercio, defensa de los derechos humanos… El número de turistas canadienses interesados por nuestro país está aumentando, así como por un creciente aumento del estudio del español. Cridland considera que desde Canadá se está descubriendo España, también a nivel de inversiones y posibilidades de comercio. Numerosas empresas españolas están presentes en Canadá a través de la construcción de infraestructuras. Asimismo, se presentó a Canadá como un ejemplo de Estado multicultural, un buen ejemplo para España, al igual que en temas como inversión en investigación y en su sistema sanitario. No pudo faltar una reflexión comparativa acerca de las tensiones nacionalistas, el caso de Quebec y el de Cataluña, desde una perspectiva política y sociológica.

En lo que se refiere a Alemania, Heinrich Kreft explicó que la imagen española allí es de naturaleza positiva, en parte por la clásica percepción de nuestro país como un paraíso de sol y playa, reproducida por el elevado número de turistas alemanes, y por los que deciden asentarse en España, especialmente en Andalucía y Baleares. La relación es estrecha en numerosos campos. Alemania tiene una mirada benévola hacia España, al ser el único país de Europa del Sur que comparte su misma filosofía política y económica. Existe un cierto mito de España como el país que “lo hace bien” en el sur. Las relaciones empresariales son muy activas, y eso repercute en enormemente en las imágenes mutuas. La cuestión de la inversión en investigación y desarrollo y en educación surgió en relación a este país también, situando a España muy por detrás de las cifras alemanas. También se reflexionó sobre la crisis migratoria, destacando que Alemania es el único país europeo donde el populismo anti-inmigración es inferior al 10%. Kreft hablo de la imagen que se tiene en Alemania de una España socialmente fuerte, solidaria, y en la que, pese a todos los avatares de la crisis económica y su gestión, no se ha perdido la paz social.

El seminario estuvo marcado por el diálogo fluido, con un constante intercambio de ideas dinámico y ameno, en el que se trataron aspectos de las realidades políticas y sociales actuales de los tres países a tratar. Os dejamos el enlace de la emisión en diferido, gracias a la Fundación Manuel Giménez Abad, para que podáis disfrutar de la sesión completa:

http://www.fundacionmgimenezabad.es/index.php?option=com_weblinks_video&view=category&id=226&idv=471&av=2015&limitstart=&Itemid=100823

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *